La vida es fascinante, mira, siente, observa, porque sino, te pierdes lo más importante… ¡disfrutarla!

Acabo de presenciar algo increíble que me ha dejado sorprendida y fascinada.

Ya en la calle paseando he visto que la luna estaba casi a punto de convertirse en luna nueva. Me he tenido que parar totalmente absorta mirándola, he de decir que la luna me cautiva, pero hoy especialmente y tanto ha sido así que no podía dejar de mirarla.

De repente, me he dado cuenta que ese pequeño filo que aún le quedaba, iba desapareciendo delante de mis ojos, iba menguando cada vez más y más, hasta que ha llegado un punto en el que yo sabía que estaba allí, pero ya no se la veía…

Se ha despedido de mi, me ha hecho un guiño y ha desaparecido de mi vista…

Esto me ha hecho pensar… yo sabía donde mirar y que allí seguro estaba la luna, descansando, agazapada, ha sido como un secreto guardado entre las dos, complicidad femenina… fascinante y aún todavía más me ha reforzado la idea de cuántas cosas en la vida están ahí y no las vemos, ni sentimos, ni valoramos…

La vida es fascinante, mira, siente, observa, porque sino, te pierdes lo más importante… ¡disfrutarla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *