Que el amor sea el milagro y la plastilina de tu vida

¿Quizás sea el amor el milagro de la vida?

Llamamos milagro a todo aquello que muchas veces no sabemos explicar con la razón, ni tenemos pruebas científicas pues es lo que hemos aprendido… simplemente el milagro es la vida misma.

 

¿Confías en ti, en tus posibilidades?

Confía en la vida, vive desde el corazón y todo se acomoda, se calma, se apacigua… se nos ha olvidado quién somos, cómo somos, qué hacemos… para qué lo hacemos… ¿cuál es el sentido de nuestra vida…?
Preguntas muchas veces sin respuesta… ¿Cuántas veces nos las hemos planteado? ¿al menos más de 1 vez? ¿más de 10? eres de los afortunados que al menos han llegado a planteárselo.
Muchos días dormidos, sin recuerdos, sin memorias… hasta que un día despiertas y te parece increíble no haberlo hecho antes… y tomas conciencia.

¿Qué es el amor?

¿Acaso sabemos qué es el amor? ¿y si te dijeran que el amor, se puede moldear, trabajar, dar forma.. qué pensarías?

Cuando hablamos de amor, existen muchas vertientes, caras, formas según nuestras experiencias. El amor emocional, el interesado, amor de conveniencia, amor de madre, de pareja… amor incondicional.
¿Es todo eso? ó acaso hay más? quizás eso no sea amor… te lo dejo como reflexión…

En mi opinón el amor es la sustancia que une la vida.

Los planetas, los seres vivos, los seres humanos como tú y como yo… el amor mueve el mundo, la creación… el amor es todo y nada a la vez.
 
NO se trata de AMOR ROSA emocional, se trata de más. Se trata de sustancia que cobra forma, se moldea, se trabaja, y que permite construir todo lo que nos rodea…
El amor es la sustancia de la que estamos hechos TODOS, y no hace falta creer en ello, simplemente ES.
 
Fe, confía, con fé… confía en tí mismo y en tus posibilidades… y todo lo demás llega, cuando usas las herramientas correctas y la mayor que tienes es el AMOR…
 

Construye, ama desde el corazón, y da forma a tu vida…

Que el amor sea el motor y tu plastilina, aprende a vivir desde el corazón y sabrás de qué te hablo…
Siéntelo, vívelo, hazlo… cocrea desde el corazón… vive Biviendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *