¿Cómo aplicar la PNL y generar óptimos procesos de venta?

Como continuación a la ponencia de Ventas en el Congreso #VENDERHOY que se celebró en Pamplona el pasado 18 de marzo en AIN, Navarra, quiero ampliar y exponer algunos de las fases que forman parte del Proceso de mejora en las ventas aplicando la PNL, con el que trabajo con mis clientes.

LA PNL EN VENTAS

¿Si la PNL nos ayuda a comprender la realidad, cómo identificarnos entonces, con nuestra realidad y cómo aplicarlo al mundo de las ventas?

Como ya dije en mi anterior artículo, PNL aplicada a las ventas, todo proceso de acción, comienza desde el pensamiento-emoción, por lo tanto, si somos capaces de liberar nuestras creencias o pensamientos limitantes, conseguiremos modificar nuestras acciones y hábitos diarios, potenciar nuestras oportunidades y así incrementar notablemente nuestras ventas.

Esto así dicho, no resulta inmediato, pues como bien he dicho, se trata de un proceso y como tal, como todo buen proceso, consta de varias fases. Trataré de detallarlo en este post y en posteriores aportaciones.

1º Fase: ¿Cómo abrirnos a nuevas oportunidades?

Existe una primera fase que resulta crucial. Es el punto inicial, el punto de partida, el punto de eclosión del proceso. ¿Cuál es esta fase? La apertura mental.

Abrir la mente, es la fase más importante y más poderosa, ya que condiciona nuestra vida tanto personal, como profesional. ¿Por lo tanto, cómo abrir nuestra mente para abrirnos a nuevas oportunidades?

La apertura mental comienza cuando decimos “Sí”.

¿Decir sí, a qué? La primera fase requiere decir que sí, contestar afirmativamente a permitir un nuevo inicio, un nuevo ciclo en nuestra vida.

Comenzar, implica dejar ir lo antiguo, para dar paso a lo nuevo. A veces lo antiguo se convierte en nuevo tras una modificación del mismo. Otras veces sin en cambio, necesitamos un cambio más radical, reconducir caminos y objetivos, atravesar, romper con lo anterior, para salir de nuestra zona de confort y ampliar nuestra zona de actuación.

Este inicio, siempre emerge desde mi interior a mi exterior. Siempre ocurre desde dentro hacia afuera.

Como ejemplo, podemos fijarnos en la naturaleza: la crisálida da paso a la mariposa, el pollito rompe la cáscara de su huevo, los humanos nacemos de nuestra mamá, etc… Si observamos a nuestro alrededor, todo fluye en la misma armonía, es un ritmo cíclico, lo que está dentro siempre sube a la superficie y se manifiesta. La vida “aparece” continuamente, siempre en este sentido, todo se mueve desde dentro hacia afuera.

La creación siempre llega desde el interior hacia el exterior.

Por esta misma razón, no importa cuántos libros te leas, a cuántas formaciones y cursos asistas, cuántos videos veas, si al final no interiorizas esta información, la vives, la integras y la haces parte de ti y de tu vida. Sin más, habrás acumulado información que ha pasado por tu vida sin realmente dejar huella.

Continuamente estamos en cambio, no es algo que deba asustarnos. Si puede pasar, que la incertidumbre de no conocer el nuevo camino nos genere algunos nervios, simplemente, es uno de los síntomas de afrontar nuevos retos.

Cuando una persona dice, repite y siente la palabra mágica “Sí” en su interior, se abre un nuevo horizonte de pensamiento-emoción-acción, se activa su “Sí Interno”

Llegado el caso, lo que ocurre es que se activa el mecanismo interno del cambio y se detona una explosión orgánica, física-emocional, que permite y facilita la modificación de nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestros hábitos, por lo tanto, el activar nuestro “Sí Interno”, supone colocarnos ante una potente herramienta, que permite modificar nuestra realidad y así nuestra vida.

La gran mayoría de las veces, vivimos en modo “No”, así que este nuevo “Sí”, queda grabado en el subconsciente y modifica el modelo anterior, pues siempre queda activo el más reciente.

Nuestra mente actualiza de forma inmediata la nueva orden y nos prepara para vivir en modo “Sí”, en modo “activo”. Al cambiar nuestra actitud ante la vida, este nuevo y maravilloso “Sí” nos genera una gran carga de endorfinas, ya que supone un nuevo reto, un nuevo aprendizaje, un nuevo camino… y eso a nuestra mente “le gusta” y “le motiva”.

¡No hay nada más motivante para la mente, que afrontar un nuevo aprendizaje!

Esta explosión de endorfinas, facilita la preparación de nuestra mente. Nuestras neuronas se colocan en modo observación, se sincroniza la atención, se fijan patrones de aprendizaje para compararlos con los anteriores, la creatividad fluye, las ideas se superponen, brota nueva información aparentemente de la nada…

Resulta muy sorprendente y digno de estudio científico, ahora ya estudiado por la neurociencia, cómo simplemente, modificando este patrón interno, podemos cambiar tanto…

Este cambio supone un nuevo detonante de vida, la imaginación y las ideas manan cual fuente interna de sabiduría, nuestras emociones son positivas y generan el maravilloso gusanillo del enamoramiento, las mariposas en el estómago saltan y nos preparan para disfrutar de este nuevo camino… vivimos ya en modo co-creación.

A partir de este momento, todo fluye, se sincroniza, nuestra voluntad, nuestro poder personal, nuestra sabiduría y el buen hacer, se ponen a los pies de este nuevo proyecto ¡todo está en marcha!

Ahora ya estamos preparados para comenzar. No dejes que tu mente te boicotee, continúa en confianza y mantente firme, sólo así, lo conseguirás.

Si ya estamos preparados en modo sí, entonces, ¿Cómo generar nuevos procesos de venta?
Si quieres saber más, te invito a leer, mi siguiente post y si no puedes esperar charlamos cuando quieras sobre el tema.

2 thoughts on “¿Cómo aplicar la PNL y generar óptimos procesos de venta?

    • anajesusmurillo says:

      Si David, con razón lo preguntas, algunos proyectos se me han adelantado y he aplazado su publicación. Es mi intención publicar en breve la continuación del mismo.
      Me alegra que estés interesado en el tema. Un saludo, quedamos en contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *