El Aprendizaje holístico, es la base de la gran trans-formación de la humanidad, esta transformación es diaria, incesante e inevitable". En estos momentos vivimos una gran Trans-Formación Personal y Social, que nos sitúa en un nuevo Paradigma de Vida, llamado Biviendo.

Ana Jesús Murillo

Plataforma de Aprendizaje Holístico

Un Proyecto de vida destinado a la construcción de una Nueva Tierra.

Un Proyecto de Conciencia Global, donde prevalecen los valores humanos y donde se faculta a cada Ser, el recuerdo y el descubrimiento de quién realmente ES.

Desde la Trans-Formación Personal, hacia la Trans-Formación Social, en definitiva un nuevo Paradigma de vida. Un proyecto para vivir en Amor-Unía, aprender a vivir desde el corazón y descubrir todo el potencial de los seres humanos.

Vive en modo, Biviendo: vuelve a mirar, vuelve a ver tu vida y vívela desde la perspectiva del corazón, en alineación de cuerpo, mente, emociones y espíritu. En alineación a tu Esencia.

 

Al recordar quien somos verdaderamente, poniendo al descubierto nuestro verdadero Ser, aflora nuestro propósito y de esta forma, somos capaces de recolocarnos de forma consciente, en nuestra misión de vida, allanando nuestro camino.

Al activar la brújula del corazón, es entonces cuando tu vida cobra aún más sentido, tu aprendizaje, las experiencias vividas, las personas con las que te encuentras... de esta forma, las sincronicidades son cada vez más evidentes, más conscientes y más sencillas de manejar, pues nos movemos en un mundo cuántico, lleno de magia y de amor, entendiendo amor como equilibrio.

 

Trans-formación Personal

El proceso de Trans-formación Personal, para reconectar con nuestro origen y nuestra esencia, recordar nuestra sabiduría, potenciar nuestros talentos y habilidades personales y ponerlos a disposición de la sociedad, es cada vez más necesario.

Al hacerlo, nos recolocamos en un nuevo formato de vida, donde todo cobra sentido, la vida desde el corazón es ser consciente de lo que me sucede, disfrutarlo, vivirlo en plenitud, permitirme ser, para que también otros lo sean, sin restricciones, desde el corazón, amar por encima de todas las cosas, nuestro objetivo y fin,  amarnos en plenitud y amar al prójimo como a ti mismo, como bien dijo, era y sigue siendo, la premisa del Maestro Jesús.

Cuando conectas con el corazón, conectas con la Energía Crística, con la energía del amor.  

 

Trans-Formación Social

La Trans-Formación Social, va a permitir que desde ahí, desde esa conciencia del corazón, seamos capaces de recolocarnos en nuestro lugar en el mundo. Todos formamos parte de un puzzle, donde juntos compartir, colaborar, creando una nueva sociedad basada en el amor, en la coherencia y en el bienestar común. 

Un nuevo Paradigma de vida se establece, modificando al igual que los individuales, también los patrones sociales.  Por reacción en cadena, los cambios interiores afloran al exterior, siempre. Por lo tanto, como bien dijo Ghandi "Sé el cambio que quieres ver el mundo". 

Este nuevo aprendizaje evolutivo, permite mejorar nuestras habilidades sociales, mejora por lo tanto, la comunicación, la empatía, las  relaciones son relaciones basadas en el corazón y no solamente emocionales, se forman familias con valores, la educación se modifica de forma holística, aparecen nuevas empresas, modificamos las existentes, basadas en formato de feedback colaborativo,  renovamos las instituciones, pues son de todos y para todos, en equilibrio...

 

Re-Evolución Biviendo

 

Vivimos ya el proceso de Equilibrio Personal y Social

El reajuste de vibración energética, las fuerzas contrapuestas o polaridad, para llegar a la integración, a la Unidad.

Todos los procesos de cambio y transformación, tienen un denominador común: en todos los casos se producen distintas fases que indican el momento de cambio en el que estamos inmersos. Existen numerosos disparadores o detonantes de cambio, personales, sociales, todos ellos necesarios para generar la evolución requerida en nosotros y en todo lo que nos rodea. Como bien decía la frase, "Renovarse o morir" a la que me atrevo a añadir "morir para renovarse", pues la vida es cíclica, infinita y sorprendente.